Andoni Anséan: “Más que prevenir el suicidio, tenemos que promocionar la vida”

“Más que prevenir el suicidio, tenemos que promocionar la vida”. Es el mensaje que ha lanzado hoy el presidente de la Fundación Española para la Prevención del Suicidio, y de la Sociedad Española de Suicidología, Andoni Anseán, quien se ha mostrado gratamente sorprendido por el interés que suscitó desde el primer momento el curso que ha impartido durante toda la jornada de hoy en la sede colegial.

 

Andoni Anseán ha explicado el cambio de paradigma en que “el suicidio asistido (su aceptación) nos hizo cambiar el enfoque hacia el fomento de la vida” y ha planteado la cuestión de que hay que dilucidar si es una realmente una decisión que adopta la persona, porque si la persona no tiene acceso a recursos sociosanitarios, “eso no es una decisión, sino es casi más una exclusión”.

Por otra parte, ha valorado que todavía hay mucho por hacer para prevenir el suicidio, porque “estamos evitando muertes, pero no estamos actuando sobre el sufrimiento de las personas”.

En este sentido, ha felicitado la singularidad de que Canarias sea la única comunidad autónoma que tiene la gestión emocional incluida en el currículo educativo, frente a la realidad de que “en nuestro país no tenemos conciencia de prevención de los trastornos”.

Solo tres las comunidades autónomas cuentan actualmente con planes de prevención del suicidio. En Canarias, el Plan de Salud Mental de Canarias, “el primero con el que cuenta la comunidad autónoma en cuarenta años”, incluye una línea estratégica de prevención de la conducta suicida, con seis objetivos y 24 actuaciones.

De esta estrategia para prevenir suicidios, ha destacado sus objetivos concretos, como el de elaborar un programa, la formación de los farmacéuticos, la utilidad de un teléfono de atención dotado con profesionales de la psicología, y  especialmente de un protocolo único de coordinación institucional, (ha dudado de que exista realmente un protocolo de actuación en los hospitales).

En particular, se ha referido a la importancia de contar con una web con información avalada por el Gobierno de Canarias como una  buena herramienta para ir formando a la población, y también a los medios de comunicación.

De hecho, ha empezado su intervención diciendo que “estamos lejos de ser sensibles con la conducta suicida”, y de ahí que haya promocionado la formación que facilita la Fundación, tanto presencial como online.

 

“Formamos a profesionales en prevención del suicidio y divulgamos conocimiento sobre la conducta suicida. También apoyamos a los familiares, a los supervivientes”. Es decir, la Fundación realiza prevención, intervención y posvención (sobre personas que han perdido a alguien por suicidio). Estos últimos, ha destadado, están presentes en los congresos (Madrid, Elche y el próximo en Valencia), porque dan su testimonio de manera directa.

Andoni Anseán se ha interesado sobre la intervención del GIPEC tinerfeño en suicidio y por poder contar con el relato del Grupo, porque ha dicho que hay poca experiencia en intervenciones en crisis suicidas promovidas por instituciones públicas.

Por su parte, la decana del COP, Carmen Linares, ha ofrecido al ponente realizar formación online a los colegiados y colegiadas, con el aval de la Cátedra de Psicología de la ULL, sobre la prevención de suicidios desde la intervención en emergencias.

El resto de la jornada ha transcurrido con las aportaciones del experto sobre datos de suicidios en Canarias, evaluación e intervención en conducta suicida, evaluación del riesgo suicida, posvención y el duelo por suicidio.

 

DATOS DEL SUICIDIO EN CANARIAS

  • El suicidio es la principal causa de muerte no natural en España.
  • En Canarias se registraron un total de 200 suicidios en 2017, un suicidio cada dos días.
  • Diez personas al día en España se quitan la vida (un suicidio cada dos horas y media), pero el dato hay que multiplicarlo por 20 si nos referimos a intentos, y por 200 cuando hablamos de intentos en la población joven.
  • Se producen tres muertes por suicidio por cada mujer.
  • Sin embargo, se estiman tres intentos de mujeres, por cada hombre.
  • En la estadística de Canarias, se observa un incremento de suicidios. Pero no es cierto que esté aumentando entre adolescentes. Al revés, la tendencia es a disminuir. Pero sí se detectan más intentos de autolisis o de comportamiento autolítico. “Habría que valorar la intencionalidad” (cortes en el cuerpo, anorexia…).
  • Por edades, el mayor número de casos de muerte por suicidio se registró en la franja de edad de entre 40 y 49 años, tanto en hombres como en mujeres.

No obstante, los muy mayores, con gran diferencia de los más jóvenes, tienen un comportamiento muy letal: su intento será lo más infalible posible.

  • 13 hombres mayores de 79 años fallecieron en 2017 en Canarias. En el conjunto de España, un millar.

 

 

 

TASA DE MORTALIDAD

  • El riesgo de suicidio aumenta con la edad en el caso de los hombres. En el caso de los mayores de 79 años el riesgo se multiplica por 8.
  • La tasa de muertes por suicidio en Canarias es de 9 por 100.000 habitantes.
  • La tasa de hombres, 13,94.
  • La tasa de mujeres, 9,06.
  • La tasa se ha mantenido relativamente constante en los últimos cinco años.
  • No hay registro de intentos de suicidio.
  • El método principal es el ahogamiento, estrangulamiento (más del 50 por ciento).
  • Muertes por suicidio en Fuerzas de Seguridad del Estado: no hay datos fiables.

Para el experto en suicidología, el mejor modo de evitar un suicidio es limitar el acceso a medios letales (medidas en puentes, acantilados, restricción de armas, control de fármacos…).

Si bien ha señalado en el curso que no hay dos suicidios iguales, ha descrito dos perfiles distintos, el tendente al suicidio y el tendente al intento de suicidio. Aunque puede haber un trasvase entre un grupo y otro.

Y sobre la intervención psicológica ante la conducta suicida ha aseverado: “somos artesanos”:

  • No hay causas concretas ni únicas
  • No hay diagnósticos propios
  • No hay tratamientos farmacológicos específicos
  • No hay psicoterapias especializadas.

Anseán ha reconocido en otro momento que “los pacientes suicidas no gustan”. Y ha señalado que los propios profesionales tenemos prejuicios, como el conjunto de la población, y hemos podido decir que solo quiere llamar la atención, o que no pretende suicidarse. Al respecto ha aclarado: “son más llamadas de ayuda, más o menos torpes, adecuadas o molestas para los demás. Y no porque lo repita muchas veces, deja de tener riesgo. Nunca sabemos realmente cuál de nuestros pacientes se va a suicidar, por lo que tenemos que trabajar con todos”.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies