Convocatoria abierta para formar parte del Grupo de Intervención Psicológica en Emergencias y Catástrofes (GIPEC)

El Colegio Oficial de Psicología de Santa Cruz de Tenerife abre el período de solicitud para los colegiados y colegiadas interesados/as en formar parte del Grupo de Intervención Psicológica en Emergencias y Catástrofes (GIPEC). Esta convocatoria tiene el objetivo de aumentar el número de personas pertenecientes al GIPEC, por lo que, en esta ocasión, no hace falta que tengas experiencia ni formación en el área. El COP te dará la oportunidad de formarte y proporcionarte la experiencia.

 

Si estás interesado/a en esta convocatoria debes enviar tu CV a copsctenerife@cop.es, con la referencia GIPEC.  Último día de recepción, será el próximo 31 de mayo (inclusive).

El GIPEC se configura como un grupo de profesionales expertos, altamente especializados, y referente en cuanto a las actuaciones del COP en este ámbito. Asimismo, como grupo de consulta. Es también interés del COP promover la constante mejora y evolución científica de la denominada Psicología de Emergencias, mediante la realización de trabajos y publicaciones especializadas.

La Psicología de Emergencias  es un ámbito singular de actuación de los profesionales de la Psicología, a pesar de que aún no ha sido reconocida académicamente como tal.

Situaciones que exigen una atención psicológica específica en emergencias son las catástrofes medioambientales, por fenómenos climáticos, acciones terroristas, siniestros en el transporte, accidentes de tráfico o el derrumbe de un edificio. También es habitual la intervención para la prevención de suicidios, y con las víctimas secundarias de un suceso trágico.

En situaciones de incertidumbre ante una catástrofe, la labor del psicólogo de emergencias es reducir la ansiedad durante la espera y preparar a la persona, cuando ya no hay esperanza de encontrar con vida a su familiar o persona allegada. Y otra parte esencial: asesorar a quienes deben comunicar las malas noticias.

Todo esto exige no solo una alta formación (conocer los distintos planes de seguridad, coordinarse con otros intervinientes, saber actuar ante diferentes sucesos, conocer otros idiomas….), sino también aptitudes que no todos los psicólogos, por el hecho de haber realizado los estudios, tienen. La intensidad emocional y la urgencia nos exige una preparación personal para mantener nosotros mismos la calma dentro del caos Por tanto, la formación no lo es todo, porque todo impacta emocionalmente, también al psicólogo.

El derrumbe del edificio en Los Cristianos marcó un antes y un después en la corta existencia del GIPEC. Desde entonces han sido numerosas las intervenciones del Grupo, con una importante novedad, que es la activación desde el servicio de emergencias 1-1-2, tras el convenio suscrito con el SUC para intervenir en  incidentes no rutinarios.

Por otra parte, el Colegio Oficial de Psicología de Santa Cruz de Tenerife viene manteniendo distintos encuentros con los municipios de la provincia para informar de la existencia y potencialidad del GIPEC, y para que se incluya este perfil en los planes de emergencia municipales. Con este fin, la decana del COP tinerfeño, Carmen Linares, se está reuniendo con alcaldes y equipos técnicos, quienes en general, se están mostrando muy receptivos a esta propuesta.

Hasta la fecha los psicólogos y psicólogas del GIPEC intervienen como voluntarios, sin contraprestación económica alguna. Aunque el COP viene abogando por la implementación de  estos servicios especializados con profesionales remunerados. De ahí la importancia de la formación, para ampliar el equipo y poder dar respuesta a nuevas solicitudes de servicios del GIPEC.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies