I Jornadas de Psicología de Emergencias de Canarias: Intervinientes reivindican atención psicológica sistematizada para evitar crisis y estrés post-traumático

Mesa final Jornadas Psicología Emergencias 090318

El derrumbe de Los Cristianos, ocurrido el 14 de abril de 2016, se convirtió en las I Jornadas de Psicología de Emergencias en Canarias: Protegiendo al interviniente en un referente continuo del impacto que causó en todo el personal de los servicios de emergencia que intervinieron en esta catástrofe, que se cobró siete vidas.

La incertidumbre, el hecho de que se alargara durante dos días la búsqueda ya de personas fallecidas, el atender a los familiares en otros idiomas y de otras religiones, fueron algunos de los ingredientes “estresantes” de la intervención, según puso de relieve la coordinadora del Grupo de Intervención Psicológica en Emergencias y Catástrofes, Virginia Sánchez Caamaño.

De hecho esta intervención del grupo especializado del Colegio Oficial de Psicología supuso el despegue del propio grupo, que a partir de ese momento firmó un convenio con el SUC y actualmente ya es activado desde la sala del 112.

Como ella, Andrés Afonso, bombero del Consorcio de Tenerife y técnico de Emergencias, expuso su experiencia profesional en este derrumbe y en otras situaciones de emergencia, como la que le costó meses superar: un intento de suicidio de una mujer que se le deslizó de las manos, aunque afortunadamente no murió. O cómo se produce ese “silencio en radio”, cuando regresan en el camión o en la ambulancia.

Por eso dijo, refiriéndose a las jornadas, que “este es el primer paso para que esto cambie”.

Mesa redonda intervinientes distintos cuerpos y servios Emergencias

La intervención en la Galería de agua de Piedra de los Cochinos fue uno de los sucesos que más impactó al capitán piloto de la Guardia Civil Antonio Márquez, que fue alertado de madrugada para acudir con el helicóptero a Los Silos. Estas y otras intervenciones  “no te dejan dormir” reconoció.

El capitán reseñó que somos “víctimas secundarias”, porque los intervinientes “somos de carne y hueso”, y describió cómo, a veces, buscan la atención en la familia, que no siempre puede atenderlos, o que, en su caso, utilizan un grupo de whatsapp “para liberarnos”.

A veces el estrés y el impacto vivido se trata de neutralizar con un chiste negro. Así lo reconoció  Fernando Galván, coordinador multisectorial del 112, psicólogo de Emergencias y con una larguísima trayectoria en estas lides.

Como el resto de intervinientes, relató su experiencia personal en casos que le impactaron especialmente, para referirse así a la necesaria preparación personal y  formal para la atención psicológica en Emergencias y en particular para atender a los intervinientes.

Estos testimonios pusieron de relieve la necesidad de una intervención especializada, sistematizada y que no se derive la voluntariedad de los psicólogos y psicólogas, que a su vez requiere de una  formación continua con altas exigencias en lo personal, tal y como era el objetivo de las jornadas.

Así lo expuso la decana en funciones del COP tinerfeño, Carmen Linares, en la inauguración de este importante encuentro, celebrado en el Aula Magna de Guajara.

Junto a la decana en funciones, presidieron la  inauguración de la jornada el director del área de Seguridad del Cabildo de Tenerife, Javier Rodríguez Medina, y el catedrático  de Psicología de la ULL Luis García, quien lidera la Cátedra de Prevención, Seguridad y Cooperación Internacional,  organizadora de este evento junto con el COP.

Inauguración jornadas Psicología Emergencias mesa

El director de Seguridad del Cabildo y presidente del Consorcio de Bomberos se congratuló del trabajado realizado con el Grupo de Intervención Psicológica en Emergencias y Catástrofes del COP cuando más de 240 personas quedaron atrapadas tras la avería del teleférico del Teide el año pasado. Y se congratuló de poder mejorar la comunicación entre los dos ámbitos de intervención en emergencias con las jornadas.

Por su parte, el catedrático de Psicología y responsable de la Cátedra de Prevención, Seguridad y Cooperación Internacional se refirió a la importancia de las jornadas y al empeño compartido con el COP para lograr una formación de alto nivel para los profesionales del ámbito de la Psicología de Emergencias. “Estamos hablando de la vida, de saber gestionar emociones en situaciones críticas, en que se ve la vulnerabilidad de las personas”, por lo que insistió en la formación “para estar preparados, para saber cómo hacerlo y continuar la atención a las personas” más allá del episodio de crisis.

La decana en funciones del COP  expresó su agradecimiento a las autoridades presentes, pero muy especialmente a los ponentes (que han participado de forma desinteresada), y a los cerca de 300 profesionales y estudiantes de distintos ámbitos inscritos en esta jornada.

Destacó también que las jornadas eran también un pequeño homenaje a los intervinientes y reiteró la importancia de la formación y la reivindicación de que la figura de psicólogos y psicólogas especialistas en esta área sean  incluidos en los planes de emergencia de las distintas administraciones.

capitán UME Jornadas Psicología Emergencias

El caso de la UME

En este sentido, cabe destacar la intervención del psicólogo de la UME, el capitán Rafael Pablos Vida, que explicó de manera pormenorizada la atención psicológica en distintos niveles y fases que sí se presta en la Unidad Militar de Emergencias, y que describió como especializada y estructurada, de forma que es posible atender a 3.500 efectivos aunque la sección de Psicología la conforman 3 personas.

El especialista en atención psicológica en Emergencias de la UME coincidió en buena parte de su argumentación con lo que había expuesto previamente el profesor Enrique Parada, psicólogo y profesional que ha intervenido en multitud de situaciones de catástrofes y emergencias.

Experto en Psicología de Emergencias Enrique Parada es presentado por psicóloga del grupo de intervención del COP tinerfeño

Parada había dicho que más del 75 por ciento de los intervinientes están en riesgo de sufrir estrés agudo o, algo peor, sufrir un trastorno de estrés postraumático. De hecho, precisó que el riesgo de sufrir este trastorno es seis veces mayor al de otras personas, por lo que su exposición se centró en explicar los mecanismos de la Psicología para el autocuidado, aunque otros corresponden a la organización. “Porque el contacto con el sufrimiento es altamente impactante”, advirtió.

La importancia de la formación  del interviniente y del autocuidado volvió a ser resaltada por responsable de coordinación del SUC, Ana María Carruyo, que contó paso a paso la intervención del SUC en el derrumbe de Los Cristianos, que, dijo, sirvió para aprender ante futuras emergencias.

Por su parte, Néstor Padrón, de la Dirección General  de Seguridad y Emergencias del Gobierno de Canarias, explicó los distintos planes de emergencias y sus distintos niveles. Destacó la autoprotección  que persigue el PLATECA y mencionó los riesgos más importantes y más recurrentes en Canarias: fenómenos meteorológicos adversos, incendios forestales y vulcanológico.

Deja un comentario