Seleccionar página

 «Lo importante del Día Europeo de la Mediación, que conmemora la aprobación por el Comité de Ministros del Consejo de Europa del primer texto legislativo europeo sobre mediación, en 1998, es precisamente que llevamos 22 años haciendo mediación en los distintos ámbitos, a pesar de lo cual se sigue creyendo que es una herramienta nueva».

Así lo destaca la psicóloga Begoña Moreno, especialista en esta materia y responsable en Canarias de la Fundación ATYME, entidad con la que colabora el Colegio Oficial de Psicología de Santa Cruz de Tenerife para la difusión de la mediación entre los profesionales y  en la sociedad.

De hecho, recuerda Begoña Moreno que la mediación ha sido utilizada desde tiempos antiguos por distintas culturas (Mesopotomia, Japón, la etnia gitana…) y cita también el «hombre bueno», figura que mediaba en conflictos del campo, vecinales, etcétera, en Cataluña, o el Tribunal de las Aguas en Valencia. «Porque la mediación era habitual antes de llegar a la actual cultura de confrontación», insiste.

Señala que de la mediación familiar, que es aprobada con el primer texto legislativo europeo, parte la mediación que hoy abarca todo los ámbitos, como el consumo, la pareja, empresas, familia, sanidad, fundaciones o el vecinal. Más reciente es el interés por los mayores. «Se trata de empoderar a los adultos mayores para evitar los conflictos intergeneracionales  y para que puedan decidir sobre su vida».

En todos los casos la mediación significa un cambio cultural y de modo de vida. «Es implantar la cultura de la paz, un cambio social que nos permita a todos ser capaces de no guerrear. Porque, al final, en la cultura de ganar o perder nadie gana», precisa.

«En la mediación todos ganan, porque es hacer un traje a medida de las necesidades de las personas implicadas, y permite que las personas en conflicto gestionen sus diferencias, siendo ellas los protagonistas de los acuerdos».

No obstante, y pese a sus ventajas, la satisfacción de los implicados, el cumplimiento de los acuerdos  y menores costes personales y emocionales, «el uso de la mediación no ha alcanzado los objetivos deseados, por lo que debemos seguir trabajando en su difusión e implantación», asevera.

Proyecto del COP

En este sentido, precisa que el COP tinerfeño está trabajando en un proyecto para conformar un listado de psicólogos y psicólogas con formación especializada en mediación, tal y como exige la Ley, para facilitar a la ciudadanía la información sobre sus servicios y seguir formándose a través del Colegio.

Según los datos de la psicóloga, en el Registro de Mediadores de Canarias figuran inscritos 450 profesionales, un 45 % licenciados en Derecho, el 19 %, licenciados en Psicología, y un 14 % diplomados en Trabajo Social.

Añadir, por último que el Colegio Oficial de Psicología de Santa Cruz de Tenerife tiene firmado un convenio con el Centro de la Familia, centro especializado en mediación, por el que avala su formación en el Máster en Mediación Civil y Mercantil, Experto en Mediación Familiar, para la especialización de personas que quieran ejercer la mediación.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies