Seleccionar página

El COP celebró ayer el Día Mundial de la Salud Mental con un acto que resultó muy concurrido, emotivo y muy enriquecedor para la profesión, así como muy ameno en su desarrollo, gracias a la aportación de todas las personas asistentes.


El encuentro comenzó con una introducción a cargo de la compañera Tamara Cabrera, que expuso el objetivo del acto y la idea de abordar qué nos conecta con la vida, lema de este año, y la que hizo, con datos sobre el suicidio -tema central de este Día Mundial- la psicóloga Esther Sanz., quien aseveró que «el suicidio, claro que se puede prevenir».

A continuación intervino José Luis Herrera, de la asociación AFES Salud Mental, quien conmovió a todos y todas con su relato como superviviente de cuatro intentos de suicidio, y con su historia de superación ante el sufrimiento que causa la enfermedad mental.

Herrera aseguró que el suicida sí avisa o manifiesta de algún modo lo que pretende hacer, y corroboró que existe una conducta suicida y la ideación suicida.

Dijo que hay que dar con esa «tecla» que es sentirte útil, y que no es fácil para todas las personas. Mientras que reclamó a las distintas instituciones que se despliegue el Plan de Salud Mental de Canarias, se incorporen más psicólogos en la sanidad canaria, de forma gratuita, universal y accesible, y que se ponga a disposición de la ciudadanía un teléfono de emergencias de solo tres cifras (al estilo del 016), para prevenir las muertes por suicidio.

En ese momento, la decana del COP, Carmen Linares, aprovechó para agradecer a José Luis Herrera la labor de difusión que hace en todos los foros y en los medios de nuestro colectivo, y dijo que el Colegio se siente en deuda con él por avalar a los psicólogos y las psicólogas, con el valor añadido de ser una persona ajena a nuestra profesión.

Tras este impactante testimonio, Esther Sanz, psicóloga que trabaja en el antiguo psiquiátrico, hoy Área Externa de Salud Mental, defendió seguir luchando y criticando lo que se hace mal, pero también poner de relieve lo que sí se está haciendo:«Los PIRes ya están en Atención Primaria», dijo, así como que «despacito, pero al final se va a incorporar a los psicólogos, como se ha hecho en otras comunidades autónomas o países».

También se hizo eco de la herramienta Prevensuic, una APP para los profesionales de la Psicología que pueden tener casos en sus consultas o para intervenir con familiares. Y también aportó un libro: «La locura como superpoder», de Jara Pérez, quien también tiene coordina en Instagram el sitio «en-el-fango», en el que participan personas que exponen su yo más personal.

Destacar que una asistente a este foro de ayer intervino para llamar la atención sobre la prevención del suicidio en el colectivo de mayores, al que cree que no se presta suficiente atención en relación a que pueden estar dejando de comer o de tomar su medicación sin que nadie les controle, porque viven solos.

Tal y como estaba previsto, Esther Sanz leyó un artículo que ha escrito, como hace cada año con motivo del Día Mundial de la Salud Mental, que empieza hablando de «conecta con tus mierdas», para sustituir la palabra «mierda» por la que cada uno quiera poner a su situación personal.

Para acabar, se hizo una actividad que consistió en poner en un papel lo que a cada cual nos conecta con la vida, y se hizo una lectura de lo expuesto.

La decana agradeció finalmente la participación y el acto en sí mismo, este año coordinado por las psicólogas del COP Tamara Cabrera y Tania Díaz, junto con la labor de Esther Sanz.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies