Seleccionar página

«Los  psicólogos somos expertos en cambio de comportamiento y actitudes», subrayó el presidente del Consejo General de la Psicología de España, Francisco Santolaya, en las I Jornadas sobre Violencia Sexual, Agresores y Menores, para destacar el papel y la formación de los profesionales de la Psicología en la prevención de la violencia de género.

Santolaya felicitó el compromiso del Colegio Oficial de Psicología de Santa Cruz de Tenerife en esta materia, y expresó su satisfacción ante la gran asistencia de colegiados y colegiadas a la Jornada, porque este foro «conjuga conocimiento y competencias profesionales».

También la consejera delegada de Igualdad del Cabildo de Tenerife, Marian Franquet, elogió el deseo de especializarse de los colegiados y colegiadas del COP tinerfeño. Y cuestionó que personas no cualificadas estén hablando de violencia de género sin los conocimientos necesarios, frente a estos profesionales «que están siempre formándose e intercambiando experiencias, especializándose cada vez más en las distintas situaciones que se van a encontrar y renovándose constantemente para poder ofrecer la mejor atención».

La decana de la Facultad de Psicología y Logopedia de la Universidad de La Laguna, María Ángeles Alonso, reiteró la idea de la contribución de la Jornada al mayor conocimiento de la violencia sexual, en el ámbito de la pareja y en menores, y aprovechó para reivindicar financiación para la universidad pública, «que es la que forma a los futuros profesionales en esta temática».

Por su parte, la decana del COP tinerfeño, Carmen Linares, en un breve discurso, consideró imprescindible la formación para estar a la altura del problema, para realizar una intervención con conocimiento de causa, y para saber identificar cualquier tipo de violencia sobre las mujeres.

En el caso de la violencia sexual, advirtió de las consecuencias innegables que tiene para las víctimas, y citó el suicidio, autolesiones, enfermedades mentales o enfermedades sexuales, entre otras. Y en los menores, adquirir conductas de alto riesgo.

Evaluación psicológica de la agresión sexual en la pareja

En la ponencia inaugural, sobre «Evaluación psicológica de la agresión sexual en el ámbito de la pareja», Rocío Gómez Hermoso, psicóloga forense en los Juzgados de Vigilancia Penitenciaria de Madrid, y en el Tribunal Penal Internacional de la Haya, centró su intervención en los agresores sexuales, y en distintas variables en función de si la víctima es conocida, desconocida o es menor.

Rocío Gómez aseveró que la agresión sexual en la pareja se ha visibilizado muy tarde, porque no era fácil para una mujer contar lo que ocurría dentro de su matrimonio o relación,  y que sus consecuencias van mucho más allá que un golpe o un insulto. De hecho, alertó de  que no se llega a la violencia sexual sin haber sido antes víctima de violencia física y psicológica.

Por otra parte, aseguró que del trabajo de los psicólogos forenses con los agresores de género se desprende que «la adicción es muchas veces el acompañante de la conducta, no la causa de su conducta-problema».

En otro momento, se refirió a la evaluación del riesgo con el programa Viogén, que utilizan los cuerpos de seguridad del Estado para que los jueces puedan determinar medidas cautelares,  y que suele rebajar la peligrosidad porque se evalúa a la víctima, «que tiende a minimizar la situación, no a exagerarla». Por este motivo, dijo que para evaluar el nivel de riesgo real hay que tener en cuenta al agresor, a la víctima y personas del entorno. Es decir, disponer de más fuentes, porque es más fiable, aunque también es más complejo y lleva más tiempo.

Explicó que los psicólogos de vigilancia penitenciaria, que deben evaluar el riesgo o la peligrosidad y asesorar sobre beneficios penitenciarios, permisos o progresiones de grado, utilizan un programa específico que analiza también posibles psicopatologías del agresor.

Indicó en otro momento que la reincidencia en violencia de género es muy alta, del 22 %, mientras que en agresión sexual se sitúa por debajo del 10 %. Datos que  dijo que hay que tener en cuenta, cuando la reinserción es el objetivo de nuestro sistema penal.

Recordar, por último, que esta formación fue organizada por el Colegio Oficial de Psicología de Santa Cruz de Tenerife,  con la colaboración del Gobierno de Canarias, a través de la Dirección General de Relaciones con la Administración de Justicia, en el marco del Pacto de Estado contra la Violencia de Género.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies