Seleccionar página

La consejería de Sanidad, a través de la Dirección General de Salud Pública, conjuntamente con los colegios de Psicología de las dos provincias y el psicólogo y catedrático de la ULL que lidera el proyecto, han presentado hoy en rueda de prensa los resultados del programa de intervención  Desenrédate. El objetivo de la iniciativa, puesta en marcha en 2016 y que ha llegado ya a más de 13.000 alumnos y alumnas de 88 centros de todas las islas, es prevenir el mal uso de las nuevas tecnologías entre los jóvenes, y el acercamiento responsable y sano a las redes sociales, y a los dispositivos móviles.

La presentación ha correspondido a la directora general de Salud Pública del Servicio Canario de la Salud, Concepción Gil Páez; la decana del Colegio Oficial de Psicología de Santa Cruz de Tenerife, Carmen María Linares Albertos; la vicedecana del Colegio Oficial de Psicología de Las Palmas, Cristina Sánchez Benavente, y el coordinador general del proyecto  Desenrédate, el catedrático de Psicología Clinica de la ULL, Juan Capafons Bonet.

Carmen Linares ha destacado la importancia de trasladar a la sociedad el análisis que se desprende del trabajo realizado, ha agradecido la confianza de la Consejería en el COP y en los y las profesionales de la Psicología, «por ser los especialistas adecuados para desarrollar estos proyectos con calidad», y ha augurado nuevos proyectos conjuntos con la Consejería. En similares términos se ha pronunciado la vicedecana del COP de Las Palmas, quien también ha subrayado el rigor científico de la muestra y el valor de los resultados para nuestra comunidad autónoma.

Concepción Gil se ha referido a la envergadura de la intervención realizada y a la relevancia de los resultados, pioneros en todo el Estado. Su importancia es crucial para la prevención del uso inadecuado de las tecnologías y la promoción de una utilización apropiada de estas nuevas herramientas, y ha apostado por la continuidad del proyecto.

La directora general de Salud Pública ha señalado que los jóvenes y adolescentes constituyen el sector más influenciado por las nuevas tecnologías por la facilidad  para conocer gente y establecer nuevas amistades, además de por su elevado poder de evasión, pero el problema se produce cuando se hace un uso excesivo de estas herramientas que provoca aislamiento, ansiedad, baja autoestima y pérdida de control.

Los datos

El ambicioso estudio llevado a cabo de 2016 a 2019 ofrece una radiografía de Canarias sobre el uso que hacen los jóvenes de las nuevas tecnologías, y es un buen ejemplo de trabajo transversal con implicación de múltiples entidades: universidades  y consejerías de Sanidad y de Educación.

Según ha ido desgranando en la rueda de prensa Juan Capafons, del trabajo realizado se desprende que el 8,4 % de los jóvenes y el 8,6 % de las jóvenes están en riesgo de adicción al móvil y a las redes sociales. Esto es, hacen un uso excesivo e indebido de estas tecnologías, llegando a ocupar gran parte de su tiempo y descuidando actividades más saludables y necesarias para su desarrollo personal y emocional.

En cuanto al riesgo de adicción en el ámbito de los videojuegos, un 12,8 % de los chicos presentan un comportamiento adictivo frente al 2,3 % en el caso de las chicas.

En el caso de la adicción a las redes sociales y al móvil se ve un ligero incremento a lo  largo de estos cuatro años, pasando de un 8,1 % de jóvenes en riesgo en 2016 a un 10,6 % en este ultimo año.

En el caso de los videojuegos esta tendencia no es tan clara. Se incrementa durante los tres primeros años, pero en el 2019 el porcentaje de jóvenes afectados y afectadas se reduce ligeramente frente al 2018 (del 9,2 % al 8,3 %).

Otros problemas asociados

En cuanto a otros problemas asociados al mal uso de las TICs, el ciberacoso, el sexting y el grooming se sitúa en porcentajes similares de afectados y afectadas.

Concretamente, en el caso del Ciberacoso, 7 mujeres y 4 varones de cada 100 están en riesgo o padecen acoso a través de las nuevas tecnologías.

En el caso del sexting, el porcentaje es del 2,3 en el caso de las mujeres y del 3,5 en el caso de los hombres.

En el grooming (adultos que contactan para intentar obtener algún tipo de satisfacción sexual usando las redes), el porcentaje en mujeres es claramente superior al de varones: 14,8 % de mujeres pueden estar en riesgo de que  algún “depredador” intente contactar con ellas, frente al 7,2 % en el caso de los varones.

Las mujeres, principales víctimas

Juan Capafons ha explicado que si bien el objetivo del programa era poder tener una idea de la realidad de los jóvenes en este ámbito para poder realizar una guía, los trabajos con los alumnos y alumnas llevaron a obtener este resultado mucho más amplio con diferentes cuestiones, de tal forma que dijo no hay otro estudio igual, tan completo, en toda España.

También ha concluido que la cifra general de riesgo de abuso de las nuevas tecnologías podrían indicar una epidemia en términos de salud y con la idea de que el objetivo ha de ser rebajar la cifra, aunque también es una cifra «optimista», porque el porcentaje mayor demuestra que «tenemos unos chicos y chicas con la cabeza muy bien amueblada».

Ha advertido de que hay que seguir este trabajo, y mirar a edades más tempranas (8,9,10 años), que la conducta de mal uso se incrementa con la edad, y ha advertido de que las mujeres son en el caso de las nuevas tecnologías las principales víctimas, en el sentido de víctimas de otro, como indican los datos de grooming. Mientras que ha reseñado que la clase social no influye en problemas detectados, como el de ciberacoso o el juego online.

El coordinador del estudio ha valorado el anonimato y la veracidad de los resultados, aunque también ha señalado que han permitido detectar indicadores de que había algún problema que fueron comunicados al centro, «y me consta que se ha recurrido a profesionales».

Más sobre Desenrédate

La acogida tanto del alumnado como del profesorado ha sido excelente, y la valoración y satisfacción de los usuarios, muy alta. Destaca la gran implicación de los centros, sus equipos directivos y profesorado en la implementación del programa. Quienes han participado están más predispuestos a un uso saludable y responsable de las tecnologías.

El programa es desarrollado por psicólogos/as que interactúan con los y las jóvenes, para fomentar un buen uso de las nuevas tecnologías y alejarse de los principales peligros que pueden acarrear, como adicción a videojuegos, adicción al móvil y las redes sociales, ciberacoso, sexting, ludopatía (apuestas on-line), estafas, compras compulsivas, etc.

Desenrédate ha sido dirigido por el catedrático de Piscología Clinica de la Universidad de La Laguna, Juan Capafons Bonet, ejecutado por los Colegios de Psicología de Santa Cruz de Tenerife y Las Palmas de Gran Canaria,  y coordinado desde el Servicio de Drogodependencias de la Dirección General de Salud Pública, con la colaboración de la Dirección General de Ordenación, Promoción e Innovación Educativa.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies